Alimentación Emocional Antes y Después de la Cirugía Bariátrica

Alimentación Emocional Antes y Después de la Cirugía Bariátrica

ensalada

1. La importancia de la alimentación emocional

Lo que comemos no solo afecta a como nos sentimos, sino cómo nos sentimos también afecta a nuestra manera de comer. La psicología es importante para mejorar la adherencia a una dieta  e incorporar un estilo de vida sano, sobre todo cuando el paciente se va a someter a una cirugía para reducción de peso, también llamada cirugía bariátrica.

El psicólogo(a) es de gran ayuda en la pelea contra la obesidad puesto que los aspectos emocionales son muy importantes a la hora de lograr un cambio permanente en los hábitos que se vienen arrastrando con anterioridad.

Antes de llevar a cabo la cirugía de reducción de peso (balón gástrico, manga gástrica, bypass gástrico o banda gástrica) es de vital importancia programarnos para un cambio de hábitos alimenticios. Si bien es cierto que no será permanente el acompañamiento con un psicólogo(a), sí te ayudará a que se te facilite el camino hacia tu objetivo de forma paulatina.  

COMER CON EL PALADAR UNA CONDUCTA PLACENTERA

La gran mayoría de los seres humanos no comen en función a sus necesidades nutricionales, sino que es el paladar el que los motiva a ingerir alimentos sin control y con un alto contenido en sustancias perjudiciales para la salud.

Afortunadamente con la cirugía bariátrica y en el caso específico de manga gástrica y bypass gástrico se tiene mayor control en el hambre y favorece de mejor forma a la pérdida de peso, sin embargo existen pacientes que requieren una preparación previa a la cirugía donde se les asigna una dieta hipocalórica para perder algunos kilogramos y disminuir los riesgos. 

Es ahí donde se requiere firmeza y un alto grado de compromiso por parte del paciente para cumplir la dieta que la nutrióloga le asigne, nuestro control en la conducta alimenticia reflejará una ganancia o pérdida de peso, de ello dependerá estar listos para la cirugía de reducción de peso.

LAS EMOCIONES AFECTAN NUESTRA DIETA: LA ALIMENTACION EMOCIONAL

La relación emociones-nutrición es clara,  ya que en momentos de inestabilidad emocional somos más propensos a consumir alimentos grasos y/o dulces. Además, el estrés también causa problemas anímicos que influyen en la ingesta alimentaria.

2. ¿QUE ES LA GRATIFICACION DIFERIDA?

Consiste en la habilidad de una persona para posponer la gratificación o premio por algo. Esta capacidad es considerada un rasgo importante en la inteligencia emocional. Las personas que carecen de este rasgo se dice que necesiten una gratificación instantánea y por lo tanto presentan un pobre control de impulsos.

Después de nuestra cirugía bariátrica, necesitamos aprender esta técnica en el control de impulsos y renunciar a comer lo que en ese momento nos apetece para poder perder peso y sentirnos cada vez mejor, sobre todo cuando se tiene balón gástrico y banda gástrica como se sabe estos no son procedimientos definitivos y las ingestas grandes de carbohidratos simples como chocolates, helados, jugos etc. pueden alterar nuestro progreso en cuanto a pérdida de peso.

Debemos entrenarnos constantemente para aprender que la mejor gratificación o premiación NO es la inmediata sino la diferida, la consiente, la que gracias a nuestro esfuerzo nos permite obtener mejores resultados.

3. ANSIEDAD POR LA COMIDA

Una alimentación inadecuada puede agravar la ansiedad. La ansiedad es un estado emocional en que la persona tiene sentimientos de angustia, desesperanza y de vacíointerno. Es importante saber identificar esta situación ya que en momentos cruciales donde nuestro progreso va ligado a la alimentación puede afectar de manera negativa o positiva nuestra preparación previa a la cirugía bariátrica.

Diferencia entre hambre y apetito.

Tener hambre es una necesidad fisiológica vital, indispensable para saciar nuestra necesidad de alimento y para nutrir el cuerpo con micronutrientes, como algunas vitaminas, minerales y macronutrientes, como proteínas grasas y carbohidratos presentes en cualquier alimento.

Tener apetito significa el deseo de comer por placer, en el que intervienen factores como olores, sabores, el aspecto y presentación de los alimentos o ciertas costumbres alimenticias que estimulan la mente para fomentar una necesidad, la de comer, “que en realidad ya estaría satisfecha,” se debe tener muy bien identificadas estas dos diferencias antes de la cirugía bariátrica, nunca está de más llegar con unos kilogramos perdidos a la operación.

En resumen tenemos que tener nuestras emociones en completo equilibrio para poder seleccionar de forma adecuada los alimentos que nos acercarán a nuestro objetivo. Antes de la cirugía bariátrica para llegar en el mejor momento y estar preparados en cuanto a peso y conducta alimentaria y después de la cirugía es importante saber cómo nuestro cuerpo se irá adaptando a las nuevas cantidades de alimentos, incluso grupos de  alimentos y en base a ello elegir lo mejor para nuestra salud.

1 Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*